Conmemoración de la muerte de Cristóbal Colón en Valladolid

El 20 de mayo de 1506 y víspera de la Ascensión, según consignaron su hijo Hernando, el padre Las Casas y Rodrigo de Verdessoto, regidor de Valladolid, Colón fallecía en el convento de San Francisco de Valladolid aquejado por fuertes dolores inicialmente asociados con la enfermedad de la gota y que se
han calificado como artritis reactiva.

Murió solo y siendo asistido por las oraciones de los frailes.

Debemos destacar la ausencia de sus hijos, Diego y Hernando Colón, cuyos motivos  no han sido esclarecidos todavía. Quizás el motivo fuese que Hernando se encontraba informando a su tío Bartolomé del estado de su padre, en tanto que de Diego no se hace ninguna referencia sobre su presencia en el día de la muerte, aunque se sabe que se quedó en Valladolid mientras su hermano marchaba.

Colón supuestamente sería enterrado en la capilla de los condes de Cabra, en el mismo convento de San Francisco, por consentimiento de Francisca de la Cerda, viuda de Luis de la Cerda y quien ostentaba la propiedad de la capilla. Aunque este dato permanece sin referencias, sí que está documentado que en 1509, por expreso deseo de su hijo Diego, los restos fueron trasladados a la capilla de Santa Ana de la Cartuja de Santa María de las Cuevas de Sevilla y posteriormente a Santo Domingo para ser más tarde traído de vuelta de nuevo a Sevilla.

Conmemoración de la muerte de Cristóbal Colón en Valladolid
Información del artículo

Artículos relacionados -